Rosario Central fue derrotado por Gimnasia en La Plata por 2 a 1, luego de empezar ganando. Nueva derrota de visitante, y preocupación por lesionados y nivel del equipo previo al clásico.

Por la fecha 6 de la Copa de la Liga, el canalla comandado por Miguel Ángel Russo, fue superado por un Gimnasia que pelea el descenso. La preocupación e incertidumbre se ven reflejado en sus hinchas, en la previa de un nuevo clásico de la ciudad de Rosario. Cada vez que sale del Gigante, la academia regala puntos y en este caso, ante un necesitado de unidades como lo es el Lobo, que lo recibió en el Bosque para darle un golpazo.

Gimnasia fue el verdugo de Central, ya que con muy poco, le alcanzó para ganarle 2-1 al equipo de Miguel Ángel Russo. En el inicio del cotejo, los locales dominaban el balón pero dejaban mucho espacio en el fondo, donde Central debía aprovechar. Y lo hizo. A los 22′ minutos del primer tiempo, sale la contra rápida con un pase largo a Cervera, quien abre hacía la izquierda en búsqueda de Campaz. Con gran ayuda del defensor Guillermo Enrique, le termina quedando Bicho que sacó un centro perfecto al área y Cervera apareció para poner por el segundo palo, y con algo de suspenso, el 1-0. Primer gol para la “pesadilla” con la camiseta canalla.

Desde el gol, hasta el cierre del primer tiempo, el partido se volvió aburrido, intrascendente, con dos equipos que se prestaban la pelota. Pero el cotejo volvería a tener emociones al minuto 44′, cuando un pase filtrado a la espalda del lateral por derecha logra conectar con un jugador de GELP, que centra para Tarragona que saca el latigazo marcando el empate. Lindo gol de Gimnasia, con una gran definición de la figura de la cancha. En la previa al gol, Lautaro Giaccone, y tuvo que dejar la cancha y a su equipo con diez. Incluso el juvenil de la Sub 23 de la Selección Argentina, se perderá el clásico.

Central nervioso y muy errático, le regaló el segundo a Gimnasia. A los 51’, Komar le obsequió un tiro de esquina a los de Madelón, cuando quedó encerrado sobre un costado y, en el centro posterior, Toledo estiró una mano de más y Ramírez sancionó la pena máxima. Tarragona se hizo cargo de la pelota, hizo la fácil al medio y dio vuelta las acciones para el 2-1.

Así Central cerró una tarde gris, otra más como cada vez que juega fuera de casa. Cayó ante Gimnasia por 2 a 1, un equipo al que no le sobra nada y que lucha por mantener la categoría. Aún así, logró superar al canalla, que si no fuera por la fortaleza que construyó en el Gigante, seguramente estaría luchando por los mismos puestos. A la vuelta de la esquina está el clásico, que hoy parece ser el partido que puede salvar medianamente una Copa de la Liga para el olvido. Será una revancha del equipo para pasar de página rápido. Russo deberá solventar sus dolores de cabeza para armar un equipo competitivo, con varias bajas y escases de fútbol.

Comparte este Articulo en las Redes Sociales...Share on whatsapp
Whatsapp
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Share on email
Email
Abrir Whatsapp
1
Comunícate de forma directa con nuestra producción...